Procedimiento especial y sumario en materia de familia: modificación de medidas en tiempos de Covid-19

Tabla de contenidos

procedimiento especial y sumario

El procedimiento especial y sumario en materia de familia: una opción ágil para la modificación de medidas definitivas en tiempos del Covid-19

Desde que se decretó el estado de alarma en España el 14 de marzo de 2020, el Gobierno ha aprobado una serie de Reales Decretos Ley para regular el impacto de la pandemia. Esta situación ha obligado al legislador a dar una respuesta urgente a diversidad de casuísticas, entre ellas, en el ámbito del derecho de familia.

En este sentido, se aprueba el Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia (BOE nº119).

Entre las diferentes disposiciones de esta norma, se establece el procedimiento especial y sumario en materia de familia. Se trata de un procedimiento específico que pretende agilizar las peticiones de modificación de medidas definitivas para aquellos casos en que las partes se hayan visto afectadas por las consecuencias del Covid-19.

“En Legal Tag hemos tenido experiencias muy satisfactorias con este procedimiento, obteniendo resoluciones en plazos reducidos y ventajosas para nuestros clientes”. 

Legal Tag

Este procedimiento se tramita de forma preferente y pretende evitar el aumento de la deuda del obligado a pago de la pensión que se discute, durante el tiempo que pudiera durar el procedimiento ordinario de modificación de medidas definitivas. Por lo que, busca una solución rápida que permita modificar dichas medidas adaptándolas a las nuevas circunstancias de los progenitores.

¿Qué casos se pueden resolver a través de este procedimiento?

Este procedimiento estará vigente hasta tres meses después de la finalización del estado de alarma, es decir, hasta el 11 de agosto de 2020. Pasado este periodo, deberá seguirse el procedimiento establecido en el artículo 770 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Se podrán tramitar a través del procedimiento especial y sumario las siguientes peticiones:

- Restablecimiento del régimen de visitas o la custodia compartida

Importante: cuando uno de los progenitores no haya podido cumplir con el régimen de visitas o custodia establecido como consecuencia de las medidas adoptadas para evitar la propagación del Covid-19.

Por ejemplo, cuando a uno de los progenitores le correspondía gozar de la visita de su hijo/s, pero no se ha podido llevar a cabo porque el hijo/s se han quedado con el otro progenitor para evitar el contacto y la propagación de la enfermedad.

- Revisión de las pensiones económicas entre cónyuges y alimentos reconocidas a los hijos

Importante: cuando las circunstancias económicas de los cónyuges y los progenitores hayan variado sustancialmente por el Covid-19.

Por ejemplo, cuando el obligado al pago de la pensión compensatoria o alimenticia haya sufrido un ERTE o haya sido despedido, y se acredite que sus circunstancias económicas no le permiten hacer frente al pago establecido.

- Establecimiento o revisión de la obligación de prestar alimento

Importante: cuando las circunstancias económicas del obligado al pago de esta prestación alimenticia hayan variado sustancialmente como consecuencia del Covid- 19.

Como en el anterior punto, si el obligado a pago se ha visto afectado por un ERTE o

haya sido despedido y se acredite que no está es disposición de poder cumplir con la prestación alimenticia.

Hay que tener en consideración que cada caso es único y debe analizarse de forma individualizada. Por ello es importante, acreditar para cada uno las circunstancias que justifican la aplicación de este procedimiento especial y sumario en materia de familia.

¿Cuál es el juzgado competente?

Para conocer de las anteriores solicitudes será competente el juzgado que resolvió sobre el régimen de visitas, la custodia compartida o las medidas definitivas en cuestión.

Es decir, si pretendemos una revisión de la pensión alimenticia porque los cónyuges han visto sustancialmente modificadas sus circunstancias económicas por razón del Covid-19 (por ejemplo, se han visto afectado por un ERTE), debemos presentar la demanda ante el juzgado que resolvió sobre dicha pensión.

Por ejemplo, si el Juzgado de primera instancia nº14 de Barcelona dictó la sentencia de divorció donde se acordaba la pensión de alimentos para los hijos, y queremos solicitar la revisión de esta por los motivos comentados, este es el juzgado competente y ante el que debemos presentar la demanda de revisión de medidas definitivas.

Excepción: cuando un progenitor reclame al otro el establecimiento de la prestación de alimentos en nombre de los hijos menores, será competente el Juzgado de Primera Instancia del lugar del último domicilio común de los progenitores. Cuando la reclamación de la prestación de alimentos sea en favor de cualquier otro alimentista (no hijos menores) será competente el tribunal del domicilio del demandado.

¿Cómo se tramita este procedimiento?

El procedimiento especial y sumario establece algunas normas específicas, pero como regla general sigue la tramitación del juicio verbal.

 

1. El procedimiento se inicia con la presentación de una demanda (mismo contenido y forma que en el juicio ordinario).

En esta demanda se debe acreditar, a través de prueba documental, la modificación sustancial de las condiciones económicas del demandante:

 

  • Certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones en el que conste la cuantía mensual que se percibe en este concepto.
  • Y en caso de trabajadores por cuenta propia, certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración tributaria sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado que acredite el cese de actividad o disminución de ingresos.

 

2. Se admite la demanda si se cumplen todos los requisitos del procedimiento especial y sumario y demás requisitos procesales.

 

3. Se citará a las partes y al Ministerio Fiscal (por ejemplo, si existen hijos menores) para celebrar una vista, en los 10 días siguientes a la fecha de admisión de la demanda.  Antes de la vista, se puede llegar a un acuerdo entre las partes que deberá ser aprobado por el juez.

 

4. La vista comienza con la palabra de la parte demandante y posteriormente la parte demandada contesta la demanda en ese mismo momento. Las partes pueden solicitar las pruebas que consideren oportunas al menos con cinco días de antelación a la fecha de la vista. Practicadas las pruebas, las partes formulan sus conclusiones de forma oral.

 

5. El juez dictará su resolución (sentencia o auto, según corresponda) oralmente o de forma escrita en el plazo de 3 días hábiles. Si la resolución es oral deberá documentarse de forma resumida y si en ese mismo momento las partes deciden no recurrir, se declarará firme.

 

6. Las partes podrán recurrir la resolución mediante recurso de apelación.

Por lo que hemos podido experimentar con nuestros clientes, el derecho se ha puesto al servicio de los ciudadanos configurando un procedimiento ágil que permite adecuar las pensiones de alimentos, pensiones compensatorias, regímenes de visita y custodias a las nuevas circunstancias económicas de los progenitores o cónyuges.

Desde Legal Tag ponemos toda nuestra experiencia a vuestro servicio para conseguir lo que es justo.

Hablemos, informarte te hará bien.
Llámanos al 677592918 o escríbenos a info@legaltag.es

Compartir:

Más artículos

Categorías

¿Alguna pregunta?

¡Queremos
saber de ti!

Únete a un equipo dinámico e innovador.