Limitación de los pagos en efectivo

Tabla de contenidos

pagos en efectivo

La Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, regula la limitación de los pagos en efectivo.

En este sentido el artículo 7 de la mencionada Ley establece que, en las operaciones en que alguna de las dos partes intervenga como empresario o profesional, no podrán efectuarse pagos en efectivo iguales o superiores a 2.500€.

El límite de pago en efectivo será de 15.000€ cuando el pagador sea una persona física sin domicilio fiscal en España, siempre que no actúe como empresario o profesional. 

Dicha limitación viene a intensificar la prevención de la lucha contra el fraude fiscal por parte del Gobierno, previendo en un futuro que este importe sea vea todavía más reducido. 

El artículo 5 de la Ley 37/1992, de 29 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido define al empresario o profesional: “Las personas o entidades que realicen las actividades empresariales o profesionales (…) que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o Servicios”.

Se incluyen como medios de pago en efectivo:

  • Papel moneda y moneda metálica (nacionales o extranjeros).
  • Cheques bancarios al portador (denominados en cualquier moneda).
  • Cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebidos como medio de pago al portador.

 

En conclusión, los pagos en efectivo iguales o superiores a los 2.500€ (o los 15.000€ cuando el pagador no sea residente en España y tampoco sea empresario ni profesional), deberán realizarse por alguno de los siguientes medios:

 

  • Transferencia bancaria.
  • Cheque nominativo.
  • Pago con tarjeta bancaria.
  • Sistema NFC (tecnología inalámbrica que permite el pago a distancia: pago mediante el móvil y aplicaciones tipo Bizum).

 

Es importante subrayar que, en el caso que exista un pago fraccionados, debemos estar al importe total de la operación para calcular si sobrepasamos el límite del pago en efectivo. 

Asimismo, para las operaciones que no se pueden pagar en efectivo, los intervinientes en la operación deberán conservar los justificantes de pago durante 5 años des de la fecha a efectos de acreditar que el pago se realizó por medios distintos al efectivo. 

El incumplimiento de este límite del pago en efectivo constituye una infracción administrativa, cuya sanción será la cuantía pagada en efectivo más el 25% de la misma. Serán sujetos infractores las personas o entidades que pagan como las que reciban total o parcialmente las cantidades en efectivo y ambos responderán solidariamente de la infracción que se imponga. 

Compartir:

Más artículos

Categorías

¿Alguna pregunta?

¡Queremos
saber de ti!

Únete a un equipo dinámico e innovador.