¿Cuál es la normativa aplicable a los nuevos contratos de alquiler?

Tabla de contenidos

contratos de alquiler

Los contratos firmados a partir del 24 de enero de 2019 vuelven a estar regulados por la Ley de Arrendamientos Urbanos de 2013 (LAU).

El 18 de diciembre de 2018 entraba en vigor el Real Decreto-ley 21/2018, de 14 de diciembre, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler mediante el cual el se reformaba LAU de 2013. Entre otros aspectos, se ampliaba el plazo mínimo de duración del contrato de alquiler y se establecía un máximo en relación a la fianza y las garantías adicionales exigibles. 

No obstante, el Real Decreto-ley 21/2018 ha sido derogado debido a que no se ha obtenido la mayoría necesaria en el Congreso de los Diputados para su convalidación. El instrumento legislativo del Real Decreto-ley precisa que, en los 30 días siguientes a su publicación oficial, el Congreso de los Diputados lo someta a debate y votación, y se pronuncie sobre su convalidación o derogación. Y así es como sucedió el 22 de enero de 2019.

En consecuencia el Real Decreto-ley 21/2018 ya no es aplicable a los nuevos contratos de alquiler. La posición general de los expertos es que el Real Decreto-ley 21/2018 seguirá siendo aplicable respecto de aquellos contratos firmados entre el 18 de diciembre de 2018 y el 22 de enero de 2019. 

Por lo que, la normativa aplicable a los nuevos contratos de alquiler es la Ley de Arrendamientos Urbanos de 2013. Esta regulación es producto de la Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas, que a su vez modifica la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos.

Compartir:

Más artículos

Categorías

¿Alguna pregunta?