¿Qué requisitos debes cumplir para solicitar el arraigo en España si no eres residente de la UE?

Tabla de contenidos

arraigo en España

¿Qué es el arraigo? ¿Qué requisitos debes cumplir para solicitarlo?

En el día de hoy queremos acercaros una de las figuras más relevantes de nuestro ordenamiento jurídico para las personas venidas de terceros países, esto es, no residentes en la Unión Europea, y que no es otra que el arraigo. 

Ciertamente nuestra legislación no define que debemos entender por arraigo pues dicho concepto no se encuentra explicado ni en la Ley Orgánica 4/2000 (en adelante «Ley de Extranjería») ni en el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril (en adelante «Reglamento de Extranjería»). No obstante lo anterior, la jurisprudencia y más concretamente el Tribunal Supremo, sí lo han hecho. Al efecto, queremos traer a colación en este punto la Sentencia de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo 7514/2007, de fecha 22 de noviembre de 2007, dictada por el Magistrado MARIANO DE ORO-PULIDO LOPEZ [ECLI: ES:TS:2007:7514] en la que se señala que:

 

«[…] Ha de estarse por lo tanto al concepto de arraigo perfilado jurisprudencialmente. Tal criterio de arraigo se ha configurado, como la existencia de vínculos que unen al extranjero recurrente con el lugar en que reside, ya sean de tipo económico, social, familiar, laboral, académico o de otro tipo y que sean relevantes para apreciar el interés del recurrente en residir en el país y determinen la prevalencia de tal interés particular para la concesión del permiso de residencia temporal solicitado».

 

De este modo, podemos afirmar ¿que toda persona que tenga vínculos que le unan a España será considerada una persona arraigada? La respuesta es no. Y ello, porque este proceso no es automático y, para que sea jurídicamente relevante, deben cumplirse ciertos requisitos que exigen tanto la Ley de Extranjería como el Reglamento que la desarrolla siendo algunos de dichos requisitos comunes para todas las modalidades de arraigo mientras que, por el contrario, otros varían en función del tipo de vínculo. 

En cuanto a los requisitos comunes, debemos señalar los siguientes: 

 

  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.

 

  • Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.

 

  • No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.

 

  • No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al retornar voluntariamente a su país de origen.

 

Ahora bien, existen otros requisitos que, como ya hemos introducido son específicos según el tipo de arraigo que pretenda solicitarse. A tal efecto, debemos indicar que existen concretamente tres modalidades de arraigo en nuestro país: social, familiar y laboral. 

Podemos definir el arraigo social en sentido jurídico como aquella autorización de residencia temporal que por circunstancias excepcionales se concede a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y, o bien tengan vínculos familiares en España o estén integrados socialmente. En este sentido, los requisitos específicos que debe cumplir cualquier solicitante de esta modalidad de arraigo son los siguientes: 

 

  • Haber permanecido con carácter continuado en España durante un periodo mínimo de tres años. Para que este requisito se cumpla, las ausencias de España durante este período no pueden superar los 120 días.

 

  • Tener vínculos familiares (cónyuge o pareja de hecho registrada, ascendientes o descendientes en primer grado y línea directa) con otros extranjeros residentes o con españoles, o bien, presentar un informe que acredite su integración social emitido por la Comunidad Autónoma (o el Ayuntamiento si la Comunidad Autónoma lo ha autorizado), en cuyo territorio tenga su domicilio habitual.

 

  • Contar con un contrato de trabajo firmado por el trabajador y empleador, para un periodo no inferior a un año. La empresa o el empleador deben encontrase inscritos en la Seguridad Social, así como hallarse al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

 

En segundo lugar, debemos detenernos en la figura del arraigo familiar que podemos definir como aquel que por circunstancias excepcionales se puede conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y, o bien sean padre o madre de un menor de nacionalidad española, o sean hijos de padre o madre que hubieran sido originariamente españoles. Así pues, el único requisito específico de esta modalidad de arraigo pasa por ser padre o madre de un menor de nacionalidad española, o hijo de padre o madre que hubiera sido originariamente español.

 

Finalmente, debemos hacer referencia a la tercera y última modalidad de arraigo, que es el arraigo laboral y que podemos definir jurídicamente como aquella autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales que se puede conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y que hayan tenido relaciones laborales durante un mínimo de seis meses. De este modo es necesario cumplir con dos requisitos específicos para poder acceder al mismo. Son los siguientes: 

 

  • Haber permanecido con carácter continuado en España durante un periodo mínimo de dos años. Se entiende permanencia continuada si las ausencias no han superado los 90 días en los dos últimos años.

 

  • Poder demostrar la existencia de relaciones laborales cuya duración no sea inferior a seis meses.

Conclusión

Existen pues varias vías para conseguir el permiso de residencia en España por la vía del arraigo debiendo analizarse a las circunstancias del caso concreto para plantear la vía que garantice el cumplimiento de los requisitos y satisfacer el fin del cliente.

Normativa de referencia

  • Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social (art. 31.3)
  • Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, aprobado por Real Decreto 557/2011, de 20 de abril (artículos del 62 al 66 y del 123 al 130).
  • Real Decreto Ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios.
  • Ley 39/2015
  • Ley 40/2015, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Compartir:

Más artículos

Categorías

¿Alguna pregunta?